Make your own free website on Tripod.com

Lunes, 13 de marzo de 1995

"La guerra es muy triste"

Martín Campos estuvo en Tiwinza, ahora juega por San Agustín.


Para nuestros oídos el nombre de Martín Campos Pino en el fútbol suena algo desconocido. Si le dijéramos que él integró la 5ta. División de Infantería en la Selva, cumpliendo la sagrada misión de defender la integridad nacional, entonces estamos frente a un combatiente.
Su vida no sólo está ligada al uniforme verde, a los aviones, helicópteros, morteros, entre otras armas bélicas. Su existencia también se resume a una de las actividades deportivas que emociona a multitudes: El fútbol.
Campos Pino, de 26 años, es uno de los puntales del Deportivo San Agustín que aguarda la oportunidad de poder debutar con la divisa "canaria".

¿Cómo nace tu inclinación por la vida militar?
- Desde muy pequeño siempre me sentí atraído por la vida militar.

¿Pensaste alguna vez jugar en el fútbol profesional?
- La verdad que nunca se me cruzó por la mente.

Hablemos sobre tu última misión militar ¿combatiste en Tiwinza?
- No. Me destacaron al poblado de Ciro Alegría durante 15 días. Es un poblado pequeño que se encuentra a unos 30 minutos de "El Milagro" conformando la 5ta. División de Infantería de la Selva.

¿Esto fue antes o después de integrar el plantel "santo"...?
- Ocurrió a la semana de haber ingresado a San Agustín. Esto fue el 30 de enero.

¿Pasó por tu mente que por defender a la patría perderías está oportunidad?
- Sí, Me sentí desmoralizado, pero al final afronté el reto. Cumplí -antes de todo- con defender a mi país.

¿Qué otros compañeros del ejército están contigo?
- Cárdenas y Muñoz. Los tres venimos integrando el nuevo plantel del San Agustín

Pero a ellos no los veo por aquí...
- Cárdenas aún se encuentra de misión en la Selva y Muñoz está de servicio en el cuartel.

¿Es cierto qué Tiwinza fue tomada por las tropas peruanas?
- (Martín lo pensó una, dos y tres veces antes de respondernos...) Así es. El poblado de Tiwinza nos pertenece. Nuestras tropas armadas volvieron a recuperarla.

¿Los enfrentamientos fueron constantes?
- Claro que sí. Todos nos encontrábamos en alerta ante la posibilidad de un ataque enemigo.

Soñaste en retornar sano y salvo...
- Sí. Siempre fue mi anhelo regresar al lado de los míos. Quisiera que así sea con todos los que se encuentran aún defendiendo nuestra integridad territorial. La guerra es muy triste.

Si te propusieran escoger entre el fútbol y la vida militar, ¿por cuál optarías?
- Indudablemente la vida militar.

(Por Johnny Montero)